viernes, 26 de mayo de 2017

Indicadores y etiquetas de color

Hemos hablado de los indicadores (banderas blancas y negras) y de su uso, útiles para seleccionar aquellas fotografías que nos gustan y aquellas que queremos eliminar. 

Las etiquetas de color:
Amarillo: marcaremos todas las fotografías que queramos editar.
Rojo: marcaremos aquellas fotografías que estamos editando o que queremos editar las primeras.
Verde: marcaremos aquellas fotografías que ya hemos terminado de editar.
Azul: marcaremos aquellas fotografías que ya hemos terminado de editar en Lightroom pero que queremos seguir editando en Photoshop. 

Una vez hayamos gestionado nuestro archivo, con los indicadores y los colores, podemos decidir ver solamente aquellas fotografías que nos interesan. Para ello, pincharemos (estando en el modo de vista cuadrícula) ATRIBUTO.


De este modo podremos seleccionar solamente las fotografías que queramos ver. Recordad que son botones que cuando presionas una vez se seleccionan, y debemos presionar otra vez más para deseleccionarlos, o bien cambiar "Atributo" por "Ninguno" en las opciones del programa. "Ninguno" está a la derecha de "Atributo". 

En el caso de ser las fotografías rechazadas, o con el indicador de bandera negra, las seleccionaremos todas y las eliminaremos del disco. 

IMPORTANTE: para eliminar las fotos desde Lightroom siempre tenemos que elegir la opción Eliminar del disco. Si eligiéramos quitar de Lightroom, solo estaríamos quitando los enlaces creados, no las fotografías.  

Gestión de carpetas y archivos

A la hora de gestionar nuestras carpetas y archivos solamente debemos pinchar con el botón derecho del ratón encima de la carpeta en cuestión (recordad, en la pestaña de biblioteca).

- Podemos cambiar el nombre de dicha carpeta o eliminarla de Lightroom (no se puede eliminar del disco duro, así que tranquilos/as).

- Y sobretodo, podemos crear nuevas subcarpetas dentro de cualquier carpeta e introducir en ellas los archivos fotográficos que decidamos. Para ello, solamente tenemos que seleccionarlos y arrastrarlos hasta la nueva subcarpeta. 


Toda la gestión que realizamos dentro de Lightroom se ve reflejada en nuestra carpeta original situada en el disco duro. En dicha carpeta, por lo tanto, no tendremos que hacer nada. 

NOTA: tened atención a la hora de cambiar las fotos de una carpeta a otra o meterlas en una subcarpeta. Si lo hacemos sin fijarnos, podremos meter las fotos en cualquier otro sitio y luego no encontrarlas. Para estar seguros/as que el sitio es el adecuado, tendremos que fijarnos en el cursor del ratón (una mano cerrada). Arrastramos las fotos hasta que el cursor esté exactamente encima (a la misma altura o posición) de la carpeta o subcarpeta elegida. 



Importar fotografías

Los pasos para importar nuestras fotografías en Lightroom son los siguientes:

Antes de nada, es importante tener un archivo bien organizado en nuestro ordenador.

Es recomendable tenerlo en el disco duro, pero algunos lo tendremos en la carpeta Mis Imágenes.


Cuando vamos a pasar o importar fotos de un pendrive o de una tarjeta de la cámara, es mejor hacerlo fuera de Lightroom, ordenando las fotos en nuestro archivo. Una vez realizada esta acción, es cuando decidimos abrir Lightroom e importar todas las fotografías de la carpeta (desde este momento realizaremos toda la gestión, selección y clasificación de archivos dentro del programa).



Cuando ya hemos pinchado en IMPORTAR y estamos buscando nuestros archivos originales, en caso de que no los tengáis en el disco duro (podéis observar en la foto que salen los discos C y D), si pincháis en la flecha superior que está a la derecha de "seleccionar un origen", os dará las opciones de escritorio, mis documentos y mis imágenes. 




NOTA: recordad NO tener seleccionada la opción de "Incluir subcarpetas".


Una vez he encontrado los archivos que quiero importar, recordad que tengo que asegurarme que la opción que esté resaltada sea añadir.


Una vez estemos seguros, solamente tenemos que volver a pinchar en IMPORTAR (esta vez está abajo a la derecha). 




Catálogos

Lightroom es una base de datos y como tal es capaz de examinar nuestras carpetas con fotografías creando una entrada en su base de dato, haciendo referencia a la ubicación de cada archivo. De este modo, podemos gestionar nuestra biblioteca de fotografías de una manera rápida y sencilla. Desde el módulo de Biblioteca, podamos organizar, buscar y encontrar fácilmente nuestras fotografías.

Por defecto, la primera vez que se inicia el programa, se crea un catálogo que se llama Lightroom. Un catálogo es donde se guardan las referencias de las que hablamos anteriormente, donde se agrupan todos los datos de nuestras fotografías. Al abrirlo, vemos las carpetas y fotografías que hemos importado. Si tenemos un catálogo con muchas fotografías, necesitaremos más recursos del sistema para gestionar nuestra biblioteca, por lo que puede ser una buena idea tener más de uno.

Con respecto a esto, existen dos posibilidades:

Abrir un nuevo catálogo siempre que tengamos la necesidad de gestionar un tema o un tipo de fotografías de manera separada de otras. De esta manera, se puede tener un catálogo general en el que se importan fotos familiares, salidas de naturaleza... organizado por carpetas, otro catálogo para los trabajos e, incluso, un catálogo específico para clientes con los que trabajo de manera continuada.

Otra posibilidad, es que aunque se puedan tener varios catálogos, trabajar solo con uno. No existe un límite máximo en el número de fotografías que puede incluir en un catálogo y Lightroom ofrece multitud de formas de ordenar, filtrar y organizar de distintos modos o buscar las fotografías dentro de un catálogo. Por ejemplo, puede utilizar carpetas, colecciones, palabras clave, etiquetas y clasificaciones.

NOTA: Para crear un nuevo catálogo, debemos ir al menú Archivo > Nuevo catálogo. Este se guardaría al lado del catálogo original de Lightroom y de todos los otros catálogos que creemos:

Windows: C:\Documents and Settings\”usuario”\Mis documentos\Mis imágenes... nuetro catálogo.

Mac OS: Users/[Username]/Pictures//... nuestro catálogo.

Atajos del teclado

Estos son algunos de los atajos del teclado más interesantes. 

Tab: oculta los paneles izquierdo y derecho.
Tab + mayúsculas: oculta todos los paneles.

L: para dejar solamente visible la foto. 
T: quita y pone la barra de herramientas. 
G: muestra la biblioteca en modo vista cuadrícula.
E: muestra la biblioteca en modo vista lupa.
D: muestra el módulo revelado.
R: vas directo al recorte.

P: añade el indicador de bandera blanca. 
X: añade el indicador de bandera negra.
U: quita los indicadores.

Ctrl+A: selecciona todas las fotografías. 
Barra espaciadora: al presionarla se amplia la fotografía. Presionando de nuevo, se reduce. 

Interface del programa


  • 1. Área de visualización de imágenes. 
  • 2. Panel izquierdo con opciones según los diferentes módulos.
  • 3. Panel derecho con opciones según los diferentes módulos.
  • 4. Barra de herramientas.
  • 5. Barra de filtros.
  • 6. Los diferentes módulos del programa.


viernes, 5 de mayo de 2017

Algunos artículos sobre composición

En este caso no os pongo una entrada propia porque considero que estos artículos cubren perfectamente todo el contenido que considero importante. Todos los términos en mayúsculas os llevarán a un enlace sobre dicho tema. 

Hemos hablado de la PROPORCIÓN AUREA.

Posteriormente hemos hablado del PUNTO, las LÍNEAS, los TRIÁNGULOS y el ESPACIO.

Sin olvidarnos de la importancia del PESO VISUAL o del CENTRO DE ATENCIÓN.

Por último, hagamos un resumen de cosas a tener en cuenta a la hora de COMPONER.

NOTA: Uno de los artículos no es del todo correcto. ¿De qué artículo se trata?

Elementos dados en clase

PUNTO
- Elemento pequeño que llama la atención.
- Crea espacios.

LINEAS
- Ayudan a dirigir el ojo en la foto.
- Sucesión de varios puntos o una línea real.
- Horizontal: estáticas y dividen espacios.
- Vertical: algo más dinámicas y nos ayudan a parar nuestra mirada dentro de la foto. 
- Diagonal o curva: realmente dinámicas y nos mueven por la foto.
- Crean profundidad, dirigen por donde va el ojo.

FORMAS
- 2 o más puntos que no estén en línea recta.
- Triángulo: cuando es uno de los lados la base de la foto, da mucha estabilidad. 

ESPACIO
- Positivo: donde hay elementos. 
- Negativo: donde no hay nada determinado.
- Da sensación de profundidad. Permite al ojo atravesarlo, si está entre elementos. 
- Ayuda a separar elementos, evitando que se toquen. Les da su propio espacio dentro de la foto.

CENTRO DE INTERÉS
- Elemento que queremos resaltar en la foto dándole peso visual.
- Aislamiento. 

PESO VISUAL
- Característica que adquieren los diferentes elementos al llamar más o menos la atención.
- Tamaño.
- Color: cálidos más que fríos, pero sobretodo el color que contraste.
- Posición: derecha gana a izquierda. 
- Luz: por contraste entre luz y sombra. 
- Enfoque y desenfoque.
- Forma: una forma reconocible llama más la atención. 
- Textura: de nuevo por contraste. 
- Distribución: cuantos más elementos similares haya en una zona de la foto, más peso.


DISTRIBUCIÓN DE LOS ELEMENTOS
- A la hora de ver la fotografía percibir que hubo una intencionalidad en el encuadre elegido. 
- Ordenar las esquinas o bordes de una fotografía, especialmente inferior derecha.
- Ubicando un punto (con poco peso visual) equidistante a la esquina inferior derecha.
- Haciendo que una posible línea parta desde la esquina inferior derecha. 

EQUILIBRIO
- Simétrico.
- Asimétrico. 

jueves, 4 de mayo de 2017

Distancia hiperfocal


La distancia hiperfocal es la distancia de enfoque en la que se consigue la mayor profundidad de campo, extendiéndose ésta desde la mitad de dicha distancia hasta el infinito. Enfocar en dicha distancia nos ayudará a obtener la máxima profundidad de campo en nuestras fotografías. Es especialmente importante en la fotografía de paisajes.

Recordad que según la distancia focal que uséis será más lejos o más cerca. En este caso funciona igual que la profundidad de campo. En el caso de usar teleobjetivos (mucho zoom), la distancia hiperfocal será más lejana y habrá que cerrar mucho la f para conseguir acercarla, mientras que con angulares (sin zoom) todo es más fácil, puesto que esta distancia será más cercana.




Tabla de distancias hiperfocales para Full Frame y para APS (puede haber variaciones según el modelo de cámara):







Recordad que estas tablas vienen de internet y son aproximadas. Si comparáis varias, veréis que hay diferencias entre unas y otras. Siempre podéis descargar la app gratuita de android "hyperfocal pro". En el caso de apple sería la app "set my camera". 

Profundidad de campo

Entendemos por profundidad de campo todo el espacio por delante y por detrás del plano de foco que se ve aparentemente enfocado en una fotografía. Con esto queremos decir que es todo aquel espacio que el ojo ve enfocado. Y depende de 3 factores:

Nºf: Dependiendo de la apertura, tendremos mayor o menor profundidad de campo. A mayor apertura (números pequeños: f2.8, f4...), menor profundidad. Y a menor apertura (números mayores: f16, f22...) mayor profundidad. 

Distancia al plano de enfoque: cuanto más lejos estemos del plano de foco(donde estamos enfocando), mayor profundidad de campo. Y como no siempre tenemos que querer mucha profundidad de campo, podemos decir que si nos acercamos al plano de foco, conseguiremos desenfocar más el fondo. 

Distancia focal:en este caso hablamos de angulares (sin zoom) y teleobjetivos (con zoom). Es más fácil conseguir profundidad de campo al usar objetivos angulares. Por el mismo motivo, cuando usamos teleobjetivos, es más sencillo desenfocar los fondos. 


RESUMEN: 

- Si queremos mucha profundidad de campo, debemos tender a usar nºf más cerrados, angulares y alejar lo que podamos el plano de foco. 

- Por el contrario, si queremos poca profundidad de campo, podemos usar nºf más abiertos, teles y acercar al plano de foco. 


NOTAS:

- Recordad que es relativamente sencillo conseguir mucha profundidad de campo en distancias largas, es decir, cuando enfocamos relativamente lejos (varios metros).

- Lo realmente difícil es conseguir mucha profundidad de campo en distancias cortas, es decir, cuando enfocamos cerca (un metro o menos). Por ello, en este caso, tenemos que tener muy claro el plano en el que estamos enfocando. Recordad que es más fácil equivocarse en estos casos. 

- Uso del trípode I: desactivar el estabilizador, poner el temporizador, y si estamos fotografiando cosas muy cercanas o incluso macro, repetir la fotografía modificando un poco el plano de foco (podemos acercarlo o alejarlo manualmente muy poco a poco). El uso del trípode es necesario en estos casos para no modificar la distancia entre la cámara y el objeto a fotografiar, cosa que sería imposible con la cámara en la mano. 

- Uso del trípode II: es lo último que se coloca para hacer la fotografía. Primero debemos decidir el encuadre de la misma (moviéndonos y/o dando vueltas alrededor de lo que queramos fotografiar). Luego adaptamos el trípode a la posición que deba tener nuestra cámara para realizar la fotografía elegida. 

NOTA: Podéis descargar la app gratuita de android "DOF Calculator". En el caso de apple sería la app "Set my camera". 

Equipo fotográfico para fotografía de paisaje

El equipo necesario para la fotografía de paisaje es:

- Cámara: con los diferentes objetivos, tarjetas y memorias de repuesto. Cuando hablamos de cámara, también tenemos que pensar en su protección, sobretodo de la lluvia. Por lo tanto, llevaremos con nosotros algún elemento para cubrirla y seguir fotografiando, en caso de lluvia. A la hora de recogerla, tenemos que asegurarnos de secar la zona del objetivo que al recoger el zoom se quede en la zona interior del mismo. 

- Trípode: El trípode está compuesto por patas, columna, rótula y zapata. En algunos trípodes, la columna (brazo central) puede ponerse también en horizontal, pudiendo acceder con la cámara a posiciones alejadas del mismo trípode (ejemplo: fotografíar desde arriba algún elemento, sin que se vea el trípode). Recordemos también que cualquier elemento donde apoyar fijamente la cámara podemos considerarlo trípode. De todos modos, para la fotografía de paisaje, el trípode, aunque necesario o incluso esencial, es nuestro mayor enemigo. Debemos buscar la fotografía y encuadre adecuados sin poner la cámara en el trípode, y después adaptar este a la posición adecuada. Si lo primero que hacemos es colocar la cámara en el trípode corremos el riesgo de realizar una fotografía mediocre con un punto de vista demasiado normalizado. Por último, debemos recordar quitar el estabilizador de imagen. 

- Disparador remoto o temporizador: lo importante es no apretar el disparador en el momento de realizar la toma, para evitar cualquier tipo de trepidación. Para poder utilizarlo sin problemas, es interesante, una vez enfocada la toma (con el AF), poner el foco en manual (importante no tocar el anillo de enfoque para no modificar la zona de enfoque ni la profundidad de campo).

- Filtros: cuando hablamos de filtros, nos referimos a tres tipos: densidad neutra (para realizar exposiciones más largas), degradados (para evitar el contraste de cielos u otras zonas que queramos) y polarizadores (atenuan o acentuan reflejos y brillos, además de saturar colores). 

- Flash: siempre es útil tener un flash de mano para usar como luz de relleno. Además de un flash de mano, siempre podemos tener linternas...