miércoles, 22 de noviembre de 2017

Modificadores de luz

- Luz de paraguas: Tenemos plateados, que reflejan la luz del flash y los blancos, que además la refractan. Ambos dan una luz suave, sobre todo el blanco, pero si se colocan cerca del flash generan una luz más dura que si se alejan el máximo. La luz del paraguas plateado genera sombras más interesantes. El problema que tienen es que pierden mucha luz porque la emiten en otras direcciones.

- Luz de ventana: Son más controlables que los paraguas. No pierden nada de luz. Dan una luz suave, aunque más plana que los paraguas.

- Grid o nido de abeja: Solo iluminan los haces de luz que van en línea recta. Es una luz puntual que sirve para crear manchas de color en los fondos con bordes difusos. 

- Snoot o cono: Concentra la luz en una zona puntual y panal de abeja, el cuál desecha los rayos de luz que no sean rectos y también es una luz muy puntual. 

- Reflector: Es la pantalla que se usa para rebotar o absorber luz. Una cartulina blanca, al igual que una tela blanca,… puede hacer las veces de receptor.

Existen otros muchos modificadores: la caja de luz, el beauty-dish...

martes, 21 de noviembre de 2017

Iluminación en el retrato

Dependiendo de la dirección de la luz tenemos:

Iluminación frontal: es aquella fuente de iluminación que se sitúa tras la cámara. Resalta los colores y el detalle pero tiende a aplanar las formas. Proyecta las sombras atrás del sujeto de modo que no aparecen en la foto. Es interesante elevarla de tal manera que se produzca una pequeña sombra bajo la nariz. 

Iluminación 3/4 delantera: alarga la sombra hacia un lado y nos permite ver iluminadas 3/4 partes de un rostro (la careta y una de las mejillas). Si nos ponemos al lado de la luz, veríamos toda la mejilla iluminada (aconsejable para rostros finos), mientras que si nos vamos al contrario de esta, a unos 90 grados de la misma, solo veríamos el perfil de la mejilla iluminada (aconsejable para rostros anchos). Es la más apropiada para sujetos con texturas interesantes o cuando interesa definir con precisión, rocas, manos, rostros arrugados,…

Iluminación lateral: es aquella que proviene de los laterales del sujeto. Da forma y textura al sujeto, iluminando solo un costado. En este caso marcaría mucho el contraste y volumen sobre la cara. Aconsejable utilizar una doble iluminación lateral.

Iluminación 3/4 trasera: sólo nos permite ver bien iluminada una de las mejillas. Muy interesante por las sombras que marca sobre el cuerpo. Para conseguirla, si venimos de una iluminación 3/4 delantera, sólo debemos cambiar nuestra posición y girar al modelo. 

Contraluz: sucede cuando la luz está situada tras el sujeto. Tiende a confundir las sombras, dibujando solo la silueta del sujeto. También proyecta sombras hacia la cámara, lo que da profundidad a la escena. Se suele utilizar como luz de perfilado, pero también se puede utilizar como luz principal colocando una de relleno suave delante.

Iluminación cenital: es la iluminación procedente de arriba. Es la aconsejable para imitar la luz natural y la artificial. Evita el efecto de que parezca que la persona está pegada en la fotografía. 

Iluminación negativa: es la iluminación procedente de abajo. Interesante para ciertos efectos. 

A la hora de iluminar una escena

Cuando trabajamos con diferentes luces, debemos determinar qué tipo de luces son en base a su importancia dentro de la escena:

Luz principal: Es aquella que determina la orientación de las sombras, por lo que es la más importante. También se le llama clave.
Cuando predominan en la fotografía los tonos claros o los oscuros, se llama clave alta o baja.

Luz de relleno: es una luz secundaria que ilumina las sombras proyectadas por la luz principal, atenuándolas. Por normal general, las luces de relleno son más amplias y difusas que la luz principal. Muchas veces, para rellenar las sombras, se utiliza un reflector en el que rebota la luz principal.

Luz de efecto: Luz que se dirige hacia un elemento concreto de la imagen como, por ejemplo, el cabello o una joya, sin afectar al conjunto de la exposición. Las luces de efecto se crean para dar mayor relevancia a puntos concretos de la escena. Se trata de luces con haces pequeños y muy concentrados.

Luz de perfilado: Es aquella opuesta normalmente a la luz principal que intenta marcar, desde atrás, el perfil de la persona. También puede ser alta, iluminando el pelo y dando volumen. Viene muy bien para separar el personaje del fondo. 

lunes, 6 de noviembre de 2017

5 reglas básicas

- Sólo debe haber un grupo de sombras y todas han de tener la misma dirección.

- Siempre que sea posible, alejamos el fondo del sujeto lo más posible dejándolo oscuro y pudiendo iluminarlo de forma independiente.

- Si una sombra no se puede evitar, debe considerarse parte de la composición.

- Las luces y los reflectores deben estar lo más cerca posible del sujeto, pero siempre fuera del encuadre.

- Siempre debe aparecer el reflejo especular en los ojos. 

miércoles, 25 de octubre de 2017

El flash de mano

El flash de mano es la fuente de luz más potente y ligera que tenemos, lo que es su mayor ventaja. Podemos llevar nuestra propia luz con nosotros.
Problemas:
El primer problema solucionado casi al instante por parte de la fotografía digital es el tema de no ver lo que estamos haciendo. Con la fotografía analógica debiamos esperar al laboratorio para saber el resultado de lo que habíamos hecho. Hoy en día, aunque no podemos verlo antes de disparar, si podemos hacerlo justo después. Por esto mismo, es mucho más sencillo aprender a controlar la luz fotográfica a través de la luz continua o foco.
Otro problema es el efecto de flash. Esa iluminación extraña, sin sombras, que parece y es totalmente irreal. En caso de combinarlo con luz natural, volvemos a ver este efecto al ver al personaje retratado como pegado en la fotografía.
El problema de los ojos rojos, aunque en este caso es mucho más común cuando se usa el flash integrado de la cámara (por lo cerca que se encuentra del objetivo).
Un último problema destacable es que el flash tiene una gran limitación que es que solo ilumina bien (en base a los valores seleccionados) a una distancia x. Más lejos o más cerca nos encontraremos con subexposición o sobreexposición, y lo mismo ocurrirá con el fondo (subexpuesto).
Veamos ahora las tres especificaciones del flash:
La potencia o intensidad del destello de luz que viene definida por el número guía (dedicaremos una entrada).
En caso de usarlo en forma manual, vendrá expresada en 1/1, la potencia total, y bajando siempre de mitad en mitad (1 paso de luz en cada caso): 1/2, 1/4,... hasta una potencia mínima que depende de cada flash en cuestión. En algunos casos esa potencia vendrá expresada en tercios de paso.
La cobertura: es el ángulo que abarca el haz de luz. Cuanto mayor sea, mayor tendrá que ser la potencia usada. Se expresa igual que la distancia focal, desde 24 mm hasta 85 ó 105,... dependiendo de cada flash en cuestión.
Algunos flashes traen un difusor integrado que podemos sacar y convertir el ángulo en un 14mm. Puede usarse para abarcar mucho espacio o para usarlo en distancias cortas y no quemar.
El tiempo de reciclado. Rapidez con la que se vuelve a estar disponible la potencia máxima del flash. En principio depende de cada flash, pero sobretodo, de la potencia y la cobertura que usemos en cada disparo.
 Modos de uso:
M: modo manual. En este caso decidimos potencia y cobertura manualmente.
AUTO: modo automático. En este caso el flash decide por si mismo la potencia y cobertura necesarias para iluminar la imagen.
TTL: modo TTL (through the lens, es decir, a través de la lente). En este caso es la cámara la que decide los parámetros a utilizar, por lo que tiene grandes ventajas sobre el AUTO: Tiene en cuenta la distancia focal, la ISO utilizada, asi como el diafragma. Al mismo tiempor, reconoce cualquier filtro colocado en el objetivo.

martes, 24 de octubre de 2017

Intensidad de la luz - Ley inversa del cuadrado

La luz presenta 3 propiedades físicas importantes para el fotógrafo: intensidad, longitud de onda o color, y ángulo de vibración o polarización.

La intensidad de la luz se refiere a la potencia de esta. Según la Ley inversa del cuadrado, la luz decrece el cuadrado de la distancia a la fuente de iluminación, es decir, un objeto recibe 4 veces menos luz al colocarlo al doble de la distancia de la fuente de iluminación. Esta ley funciona con toda fuente de iluminación que se disperse en todas direcciones, excepto el sol. Ahora podemos entender porque la luz desaparece tan rápido al alejarse de una hoguera, por ejemplo.

Al trabajar cerca de una fuente de luz, tendremos mucha potencia pero cualquier desplazamiento del objeto fotografiado o de la fuente de luz, hará variar mucho la exposición necesaria. Sin embargo, si nos alejamos del objeto, tendremos menos potencia pero conseguiremos una mayor región iluminada de una forma uniforme y al mismo tiempo, no se notará tanto cualquier movimiento que se produzca en la toma (a movimiento nos referimos con desplazamiento del objeto o de la fuente de luz después de haber tomado una medición).

En términos de exposición, esto significa que, al variar la distancia entre objeto y luz al doble, necesitariamos 4 veces más luz, por lo que, usando el diafragma o la ISO, y sabiendo que cada paso permite entrar el doble de luz, necesitaremos 2 pasos.  Por ejemplo, si la medición inicial nos daba f11, al poner la luz al doble de la distancia original, necesitaremos un f5.6 (2 pasos, doble de luz la diferencia entre cada uno, son 4 veces más luz). Lo mismo ocurriría acercando la luz.

lunes, 23 de octubre de 2017

Midiendo con el histograma

El histograma es el gráfico estadístico que representa la cantidad de pixeles para cada valor de luminancia de una imagen. Estos valores varían entre el 0 que corresponde al negro y el 255 correspondiente al blanco. La importancia del histograma en fotografía digital radica en que a partir de este gráfico, podemos hacer una rápida interpretación de la exposición que tiene la imagen.

Cabe aclarar que no siempre desearemos una imagen “equilibrada” en cuanto a la gama tonal, pues podríamos buscar deliberadamente conseguir imágenes en clave alta o baja, según nuestra intención.

Gracias al histograma podemos exponer con más facilidad incluso que con el fotómetro aunque la desventaja es que normalmente las cámaras no te permiten ver el histograma antes de realizar la fotografía.

Podemos usarlo para exponer de diferentes maneras:

- Exposición correcta al gris medio: es aquella exposición donde el histograma está centrado y llega lo más posible a derecha intentando mostrar lo más fielmente posible la realidad fotografiada.

- Exposición a la derecha: es la que no busca tanto el resultado estético correcto de la foto en un principio, si no, la mayor cantidad de información posible y evitar el mayor ruido en la imagen posible. Ya en la posterior edición se buscará el resultado correcto. 

El color negro en fotografía digital significa falta de información. Por lo tanto, si al fotografiar lo llevamos hacia un gris, este sí tendrá información. En el posterior procesado subexponiendo llevaremos ese gris de nuevo a negro, pero en este caso con información. Esto significara menos ruido en nuestra imagen.

Hay que recordar no tener en cuenta las luces directas y los reflejos, especulares o no, que entren en nuestro encuadre a la hora de exponer. Si intentáramos recuperar esas luces, el resto de la fotografía quedaría subexpuesto. A veces puede ser una fotografía estéticamente interesante.

Por último, un apunte sobre lo que ocurre cuando disparamos en RAW con respecto a las luces altas. Podremos recuperar ciertas luces quemadas. Una fotografía en color, recordemos tiene 3 canales (Red, Green, Blue) así que cuando vemos un histograma en gris estamos viendo el histograma promedio de los histogramas de cada canal. Si las luces quemadas de las que hablamos están en solo uno de esos canales, podremos recuperar la información.

domingo, 22 de octubre de 2017

La medición en la cámara

Cuando hablamos de luz en fotografía podemos estar hablando de incidente y/o reflejada. La luz incidente es la que llega desde la fuente de luz a la superficie de un sujeto.  La luz que el objeto no absorbe, es la luz reflejada. Con este segundo tipo de luz es con el que trabaja una cámara fotográfica, por lo que la medición no siempre resultará exacta, en base a la cantidad de luz que hayan absorbido o reflejado los diferentes objetos de nuestro encuadre. 

Una cámara está preparada para entender que lo que tiene delante es un gris medio, es decir, objetos que reflejan un 18% de luz. Por lo tanto, siempre tenderá a subexponer el color blanco (debido a que lo considera un gris medio muy iluminado) y a sobreexponer el color negro (debido a que lo considera un gris medio poco iluminado).

El exposímetro de nuestra cámara es la representación gráfica de la medición. Utiliza diferentes patrones de lectura: 

- Ponderada o promediada: da más importancia a la luz de la zona central de la escena aunque mide en toda ella. En Canon, también existe la Parcial, que solo mide la luz en una amplia zona central. 

- Puntual: mide la luz en una porción muy pequeña de la imagen y suele coincidir con el punto de enfoque. 

- Evaluativa o matricial: mide la luz en toda la escena. 

Debemos recordar siempre que, puesto que estamos utilizando luz reflejada, debemos interpretar la lectura realizada, y cambiar los valores dados en el caso que no la consideremos correcta. Cuanta mayor diferencia haya entre las zonas de luces y de sombras de una imagen, más complicado será para nuestra cámara decidir la correcta exposición de ésta. 

Para determinar la exposición en casos con mucho contraste es necesario decidir la parte de la escena que consideramos importante, es decir, nuestro centro de interés. Por ejemplo, si un sujeto tiene un fondo muy luminosos se debe medir la exposición para el sujeto que es el que nos interesa, el fondo saldrá sobreexpuesto, pero el sujeto estará bien expuesto.

NOTA: Para corregir los fallos en la medición siempre podremos usar la compensación de la exposición: (+/-) o EV. Nos servirá para aclarar u obscurecer un poco la toma si no nos gusta resolvió la cámara la fotografía. En caso que tengamos mucho contraste en la toma posiblemente no lo resuelva bien y será conveniente usar este mando.

sábado, 21 de octubre de 2017

La luz

Una de las propiedades de la luz más evidentes a simple vista es que se propaga en línea recta. Por este mismo hecho, existen las sombras, y debido a esto, en toda escena se distinguen 4 zonas: luces, sombras, zona de transferencia y reflejo especular (reflejo de la fuente de luz).

Podemos definir la zona de transferencia como la zona entre luces y sombras, entendiendo sombras como la zona más oscura de estas. El resto, ese gris que se va degradando hasta desaparecer, es la zona de transferencia. Dependiendo del tamaño de esta zona de transferencia podemos dividir la luz en luz dura y luz suave.

Cuando la luz encuentra un obstáculo en su camino choca contra la superficie de este y una parte es reflejada. En una superficie pulida, la luz se refleja con un ángulo inverso al de incidencia.

Cuando hablamos de luz en fotografía debemos distinguir 3 tipos de luz diferentes:

-Luz natural: la que viene del sol, cuya calidad depende de la hora, la época y el lugar. Por lo tanto, es una luz que cambia continuamente. Los momentos más interesantes son el amanecer (luz muy difusa, con nieblina, que da unos colores rosas, violetas,...) y el atardecer (luz sin nieblina con largas sombras con colores más saturados que el amanecer), siendo el menos interesante, el mediodía (aunque da colores muy saturados).

-Luz artificial o disponible: Cualquier tipo de luz artificial como velas, fluorescentes, farolas, bombillas, escaparates y hoy en día incluso la luz de los teléfonos móviles. Puede tanto iluminar como hacer juegos de luz. En muchos casos se consiguen imágenes evocadoras.

-Luz fotográfica: Puede ser continua (foco) o discontinua (flash).

jueves, 12 de octubre de 2017

Planos fotográficos

General: Más social. Entorno ocupa mucho espacio, por lo tanto, tiene mucho peso visual. Decisión sobre el entorno: dominante o no.  Atención a los desenfoques. Importante actitud y pose del sujeto. Tienden a ser encuadres horizontales. 

Tres cuartos: Similar al general. En este caso se corta al sujeto por encima de las rodillas.

Plano medio: A la altura de la cintura o el ombligo. Atención a las manos, deben incluirse. Encuadre horizontal o vertical? El entorno cada vez pierde más peso en favor del sujeto.

Medio corto: A la altura del pecho. Recordar adelantar un hombro. Cada vez tiene más peso visual el personaje, su rostro, su gesto. Cada vez es un retrato más psicológico.

Primer plano: Una persona es más alta que ancha, por lo que vertical puede ser un encuadre más interesante. Atención a donde se le da el espacio negativo o aire. Regla de la mirada...

Primerísimo primer plano: Más intenso. Psicológico. Recordad cortar por arriba y por abajo, no por un solo lado, de tal manera que sigamos manteniendo un equilibrio dentro de la fotografía. 

Plano detalle: Pequeña parte del cuerpo. Gran capacidad expresiva, siempre que sea un elemento interesante, y una fotografía que tenga sentido (nos referimos a sentido para el espectador).

El retrato

A la hora de realizar un retrato debemos de tener en cuenta: El rostro humano es un indicador cambiante y expresivo de sentimientos y estados de ánimo. Por ello, debemos tener en cuenta la expresión del retratado/a como uno de los elementos con mayor peso visual de la fotografía, si no el mayor.

No existe un modo concreto para realizar un retrato. Debemos tener en cuenta:
- Las características del sujeto.
- Las decisiones artísticas del fotógrafo/a.
- Saber el qué se quiere mostrar.

Las diferencias entre realizar el retrato en estudio o en exterior:
- Estudio: mayor control de las luces. Sujeto más tenso. Las poses determinan mucho.
- Exterior: sujeto más relajado pero menor control sobre la iluminación. 

La relación existente entre el objeto principal y el entorno.
- Entorno sencillo: La búsqueda de la simplicidad ayudará en todo momento a que el peso visual o importancia caiga sobre el retratado/a.
- Entorno dominante: debe ayudar a transmitir la personalidad del retratado/a. Cuando decidimos usar estos escenarios dominantes (bien elegidos) deben tener una serie de características:
- Ayudan a transmitir la personalidad del retratado.
- Dan énfasis al sujeto.
- Pueden introducir tensión (selección de elementos a incluir y punto de vista).
- Recordad buscar la separación entre los diferentes elementos que salgan en la fotografía. 

Algunas características del retrato en exterior:
- Más complejo, por el mayor número de elementos. Y el mayor peso visual del entorno.
- Menor control de la luz, puesto que existe luz natural y/o artificial.
- Modelo más relajado, puesto que se supone que está en su ambiente.
- Se debe buscar el tema elegido (es decir, ese ambiente donde el modelo se encuentre más relajado). 

Otros elementos a tener en cuenta:
- No existe un modo concreto.
- Muchas veces es bueno pedir permiso a la gente.
- Se debe diferenciar entre un retrato en exterior (personaje con peso visual) y una fotografía en exterior con gente.
- Encuadres abiertos y cerrados (dependiendo del peso visual que queramos dar al escenario).