martes, 13 de junio de 2017

Ajustes avanzados

Llega el momento de trabajar solamente zonas o colores de la fotografía.

1.- A continuación veremos como modificar el tono, la saturación y/o la luminancia de los diferentes colores de la fotografía. Para ello, tenemos 2 opciones: HSL y Color. Además, también veremos como modificar la información de los colores en una fotografía en escala de grises.

a) HSL: donde podemos hacer la selección por características del color: Tono, Saturación y Luminancia. Y se puede editar cada una de ellas en todos los colores.




b) Color: en este caso, se hace la selección por colores, pudiendo tocar las 3 características de cada color por separado.



c) Blanco y negro: También podemos utilizar la información de color para modificar una fotografía pasada a escala de grises.







2.- Pincel de ajuste: Es una de las herramientas más importantes de este programa, permitiéndonos ajustar diferentes valores (que ya conocemos de los ajustes básicos) en las zonas de la foto que previamente hayamos seleccionado.



NOTA: recordad que el pincel A es el pincel normal con el que se añade zona a nuestra selección, mientras que “Borrar” es el pincel que resta zonas a nuestra selección y que se activa pinchando la tecla ALT.


Lo primero que tenemos que hacer a la hora de seleccionar una zona para editarla, es activar la máscara (podemos ver la pestaña en la imagen inferior) para que nos aparezca dicha selección teñida de un tono rojizo (podemos verlo en la imagen de abajo).





Por último, si queremos modificar la zona seleccionada con el pincel, una vez terminada la edición, es decir, si queremos volver atrás y ampliar o restar zona  a nuestra selección, debemos buscar en la nuestra fotografía, un círculo gris, como el de la imagen inferior.



jueves, 8 de junio de 2017

Edición fotográfica

Pasemos finalmente al modo REVELAR.

1. En esta pestaña veremos diferentes menús desplegables a la izquierda, de los cuales solamente nos interesa el menú HISTORIA, donde podremos ver todo lo realizado a la fotografía, y donde podremos dar pasos atrás.



2. Ahora centrémonos en la edición. Hemos visto que por defecto deberíamos ver en todas el tema del encuadre y el tema de la corrección de lente. 

2.1. En cuanto al ENCUADRE, recordad fijaros en cómo está el candado y en si queremos mantener unas proporciones determinadas (candado cerrado) o no (candado abierto).



2.2. En cuanto a la CORRECCIÓN DE LENTE, recordad activar la corrección cromática, y comprobar la corrección de perfil (si nos gusta el resultado o no).

En caso de fotografías en las que haya líneas rectas de edificios... podemos intentar corregir las distorsiones existentes probando las diferentes opciones de UPRIGHT.



3. Finalmente vamos a editar la fotografía en el menú BÁSICOS, trabajando la exposición (trabajando también independientemente las altas luces y las zonas de sombras), la temperatura de color (mejor no tocamos la opción de matiz), la claridad (ajustes de contraste de los tonos medios) y la intensidad (sustituyendo a saturación como herramienta utilizada para dar más o menos intensidad a los colores).

Desde este mismo menú podemos pasar la fotografía a BLANCO Y NEGRO. Es importante hacerlo al principio, puesto que el resultado óptimo es diferente en cuanto a contraste y exposición, ya sea una foto en color o en B/N. 




Para ello, no podéis olvidar tener seleccionados los tiradores superiores del histograma, donde veréis cuando se queman las altas luces (en rojo) y cuando se empastan los negros (en azul).








viernes, 2 de junio de 2017

Exportando nuestras fotografías

Para exportar nuestras fotografías, debemos pinchar en "exportar" (abajo a la izquierda, al lado de importar) y fijarnos en 4 cosas. El resto, por ahora, no nos interesan.


1.- Lo primero, que estamos exportando a nuestro disco duro.



2.- Después tendremos que fijarnos en donde ubicamos el archivo:
- Elegimos la carpeta específica: podemos elegir misma carpeta donde están las fotografías o carpeta específica (esta es mi opción). Para ello, pinchamos en elegir, y seleccionamos el escritorio (Desktop).
- A continuación ponemos nombre a la subcarpeta donde las pondremos.


Una vez realizado, decidimos donde guardar dentro del disco duro o en un lápiz USB... nuestra nueva carpeta de fotos.


3.- Lo siguiente es elegir los ajustes del archivo:


- Archivo JPG.
- Calidad: 100.
- Espacio de color: AdobeRGB, excepto cuando vamos a imprimir las fotos en una máquina (sRGB).


4.- Por último, elegimos el tamaño de la imagen. 

a) Si la fotografía la queremos a tamaño máximo, elegiremos una resolución alta y no haremos más.

A la hora de IMPRIMIR, sería interesante una resolución de 300ppp. Como mínimo podríamos utilizar una resolución de 180ppp. 
Debemos fijarnos que no esté seleccionada la pestaña de "redimensionar para encajar".



b) Si la fotografía es para INTERNET, pasar por correo, subir a la red (facebook, blogs...) no usaremos el archivo con la mayor calidad, si no uno que pese mucho menos, y que nos permita visualizarlo en una pantalla sin pérdida aparente de calidad. 


Para esto, mantendremos una resolución alta (debido a que los móviles y las tablets usan resoluciones muy altas).
Al mismo tiempo, bajaremos el número de píxeles, y por tanto, el tamaño y peso de la foto. 
Usaremos siempre la opción "borde largo" que nos permitirá controlar el tamaño máximo de visualización y no nos dará problemas de deformación. 
- Para ver la fotografía en un tamaño relativamente grande pondremos 1200 píxeles en dicho borde largo. 
- Para subir la fotografía a facebook, y otras redes sociales, también podemos poner 800 píxeles, por ser este el tamaño aproximado de visualización de las fotos en algunas redes, como facebook. 





viernes, 26 de mayo de 2017

Indicadores y etiquetas de color

Hemos hablado de los indicadores (banderas blancas y negras) y de su uso, útiles para seleccionar aquellas fotografías que nos gustan y aquellas que queremos eliminar. 

Las etiquetas de color:
Amarillo: marcaremos todas las fotografías que queramos editar.
Rojo: marcaremos aquellas fotografías que estamos editando o que queremos editar las primeras.
Verde: marcaremos aquellas fotografías que ya hemos terminado de editar.
Azul: marcaremos aquellas fotografías que ya hemos terminado de editar en Lightroom pero que queremos seguir editando en Photoshop. 

Una vez hayamos gestionado nuestro archivo, con los indicadores y los colores, podemos decidir ver solamente aquellas fotografías que nos interesan. Para ello, pincharemos (estando en el modo de vista cuadrícula) ATRIBUTO.


De este modo podremos seleccionar solamente las fotografías que queramos ver. Recordad que son botones que cuando presionas una vez se seleccionan, y debemos presionar otra vez más para deseleccionarlos, o bien cambiar "Atributo" por "Ninguno" en las opciones del programa. "Ninguno" está a la derecha de "Atributo". 

En el caso de ser las fotografías rechazadas, o con el indicador de bandera negra, las seleccionaremos todas y las eliminaremos del disco. 

IMPORTANTE: para eliminar las fotos desde Lightroom siempre tenemos que elegir la opción Eliminar del disco. Si eligiéramos quitar de Lightroom, solo estaríamos quitando los enlaces creados, no las fotografías.  

Gestión de carpetas y archivos

A la hora de gestionar nuestras carpetas y archivos solamente debemos pinchar con el botón derecho del ratón encima de la carpeta en cuestión (recordad, en la pestaña de biblioteca).

- Podemos cambiar el nombre de dicha carpeta o eliminarla de Lightroom (no se puede eliminar del disco duro, así que tranquilos/as).

- Y sobretodo, podemos crear nuevas subcarpetas dentro de cualquier carpeta e introducir en ellas los archivos fotográficos que decidamos. Para ello, solamente tenemos que seleccionarlos y arrastrarlos hasta la nueva subcarpeta. 


Toda la gestión que realizamos dentro de Lightroom se ve reflejada en nuestra carpeta original situada en el disco duro. En dicha carpeta, por lo tanto, no tendremos que hacer nada. 

NOTA: tened atención a la hora de cambiar las fotos de una carpeta a otra o meterlas en una subcarpeta. Si lo hacemos sin fijarnos, podremos meter las fotos en cualquier otro sitio y luego no encontrarlas. Para estar seguros/as que el sitio es el adecuado, tendremos que fijarnos en el cursor del ratón (una mano cerrada). Arrastramos las fotos hasta que el cursor esté exactamente encima (a la misma altura o posición) de la carpeta o subcarpeta elegida. 



Importar fotografías

Los pasos para importar nuestras fotografías en Lightroom son los siguientes:

Antes de nada, es importante tener un archivo bien organizado en nuestro ordenador.

Es recomendable tenerlo en el disco duro, pero algunos lo tendremos en la carpeta Mis Imágenes.


Cuando vamos a pasar o importar fotos de un pendrive o de una tarjeta de la cámara, es mejor hacerlo fuera de Lightroom, ordenando las fotos en nuestro archivo. Una vez realizada esta acción, es cuando decidimos abrir Lightroom e importar todas las fotografías de la carpeta (desde este momento realizaremos toda la gestión, selección y clasificación de archivos dentro del programa).



Cuando ya hemos pinchado en IMPORTAR y estamos buscando nuestros archivos originales, en caso de que no los tengáis en el disco duro (podéis observar en la foto que salen los discos C y D), si pincháis en la flecha superior que está a la derecha de "seleccionar un origen", os dará las opciones de escritorio, mis documentos y mis imágenes. 




NOTA: recordad NO tener seleccionada la opción de "Incluir subcarpetas".


Una vez he encontrado los archivos que quiero importar, recordad que tengo que asegurarme que la opción que esté resaltada sea añadir.


Una vez estemos seguros, solamente tenemos que volver a pinchar en IMPORTAR (esta vez está abajo a la derecha). 




Catálogos

Lightroom es una base de datos y como tal es capaz de examinar nuestras carpetas con fotografías creando una entrada en su base de dato, haciendo referencia a la ubicación de cada archivo. De este modo, podemos gestionar nuestra biblioteca de fotografías de una manera rápida y sencilla. Desde el módulo de Biblioteca, podamos organizar, buscar y encontrar fácilmente nuestras fotografías.

Por defecto, la primera vez que se inicia el programa, se crea un catálogo que se llama Lightroom. Un catálogo es donde se guardan las referencias de las que hablamos anteriormente, donde se agrupan todos los datos de nuestras fotografías. Al abrirlo, vemos las carpetas y fotografías que hemos importado. Si tenemos un catálogo con muchas fotografías, necesitaremos más recursos del sistema para gestionar nuestra biblioteca, por lo que puede ser una buena idea tener más de uno.

Con respecto a esto, existen dos posibilidades:

Abrir un nuevo catálogo siempre que tengamos la necesidad de gestionar un tema o un tipo de fotografías de manera separada de otras. De esta manera, se puede tener un catálogo general en el que se importan fotos familiares, salidas de naturaleza... organizado por carpetas, otro catálogo para los trabajos e, incluso, un catálogo específico para clientes con los que trabajo de manera continuada.

Otra posibilidad, es que aunque se puedan tener varios catálogos, trabajar solo con uno. No existe un límite máximo en el número de fotografías que puede incluir en un catálogo y Lightroom ofrece multitud de formas de ordenar, filtrar y organizar de distintos modos o buscar las fotografías dentro de un catálogo. Por ejemplo, puede utilizar carpetas, colecciones, palabras clave, etiquetas y clasificaciones.

NOTA: Para crear un nuevo catálogo, debemos ir al menú Archivo > Nuevo catálogo. Este se guardaría al lado del catálogo original de Lightroom y de todos los otros catálogos que creemos:

Windows: C:\Documents and Settings\”usuario”\Mis documentos\Mis imágenes... nuetro catálogo.

Mac OS: Users/[Username]/Pictures//... nuestro catálogo.

Atajos del teclado

Estos son algunos de los atajos del teclado más interesantes. 

Tab: oculta los paneles izquierdo y derecho.
Tab + mayúsculas: oculta todos los paneles.

L: para dejar solamente visible la foto. 
T: quita y pone la barra de herramientas. 
G: muestra la biblioteca en modo vista cuadrícula.
E: muestra la biblioteca en modo vista lupa.
D: muestra el módulo revelado.
R: vas directo al recorte.

P: añade el indicador de bandera blanca. 
X: añade el indicador de bandera negra.
U: quita los indicadores.

Ctrl+A: selecciona todas las fotografías. 
Barra espaciadora: al presionarla se amplia la fotografía. Presionando de nuevo, se reduce. 

Interface del programa


  • 1. Área de visualización de imágenes. 
  • 2. Panel izquierdo con opciones según los diferentes módulos.
  • 3. Panel derecho con opciones según los diferentes módulos.
  • 4. Barra de herramientas.
  • 5. Barra de filtros.
  • 6. Los diferentes módulos del programa.


viernes, 5 de mayo de 2017

Algunos artículos sobre composición

En este caso no os pongo una entrada propia porque considero que estos artículos cubren perfectamente todo el contenido que considero importante. Todos los términos en mayúsculas os llevarán a un enlace sobre dicho tema. 

Hemos hablado de la PROPORCIÓN AUREA.

Posteriormente hemos hablado del PUNTO, las LÍNEAS, los TRIÁNGULOS y el ESPACIO.

Sin olvidarnos de la importancia del PESO VISUAL o del CENTRO DE ATENCIÓN.

Por último, hagamos un resumen de cosas a tener en cuenta a la hora de COMPONER.

NOTA: Uno de los artículos no es del todo correcto. ¿De qué artículo se trata?

Elementos dados en clase

PUNTO
- Elemento pequeño que llama la atención.
- Crea espacios.

LINEAS
- Ayudan a dirigir el ojo en la foto.
- Sucesión de varios puntos o una línea real.
- Horizontal: estáticas y dividen espacios.
- Vertical: algo más dinámicas y nos ayudan a parar nuestra mirada dentro de la foto. 
- Diagonal o curva: realmente dinámicas y nos mueven por la foto.
- Crean profundidad, dirigen por donde va el ojo.

FORMAS
- 2 o más puntos que no estén en línea recta.
- Triángulo: cuando es uno de los lados la base de la foto, da mucha estabilidad. 

ESPACIO
- Positivo: donde hay elementos. 
- Negativo: donde no hay nada determinado.
- Da sensación de profundidad. Permite al ojo atravesarlo, si está entre elementos. 
- Ayuda a separar elementos, evitando que se toquen. Les da su propio espacio dentro de la foto.

CENTRO DE INTERÉS
- Elemento que queremos resaltar en la foto dándole peso visual.
- Aislamiento. 

PESO VISUAL
- Característica que adquieren los diferentes elementos al llamar más o menos la atención.
- Tamaño.
- Color: cálidos más que fríos, pero sobretodo el color que contraste.
- Posición: derecha gana a izquierda. 
- Luz: por contraste entre luz y sombra. 
- Enfoque y desenfoque.
- Forma: una forma reconocible llama más la atención. 
- Textura: de nuevo por contraste. 
- Distribución: cuantos más elementos similares haya en una zona de la foto, más peso.


DISTRIBUCIÓN DE LOS ELEMENTOS
- A la hora de ver la fotografía percibir que hubo una intencionalidad en el encuadre elegido. 
- Ordenar las esquinas o bordes de una fotografía, especialmente inferior derecha.
- Ubicando un punto (con poco peso visual) equidistante a la esquina inferior derecha.
- Haciendo que una posible línea parta desde la esquina inferior derecha. 

EQUILIBRIO
- Simétrico.
- Asimétrico. 

jueves, 4 de mayo de 2017

Distancia hiperfocal


La distancia hiperfocal es la distancia de enfoque en la que se consigue la mayor profundidad de campo, extendiéndose ésta desde la mitad de dicha distancia hasta el infinito. Enfocar en dicha distancia nos ayudará a obtener la máxima profundidad de campo en nuestras fotografías. Es especialmente importante en la fotografía de paisajes.

Recordad que según la distancia focal que uséis será más lejos o más cerca. En este caso funciona igual que la profundidad de campo. En el caso de usar teleobjetivos (mucho zoom), la distancia hiperfocal será más lejana y habrá que cerrar mucho la f para conseguir acercarla, mientras que con angulares (sin zoom) todo es más fácil, puesto que esta distancia será más cercana.




Tabla de distancias hiperfocales para Full Frame y para APS (puede haber variaciones según el modelo de cámara):







Recordad que estas tablas vienen de internet y son aproximadas. Si comparáis varias, veréis que hay diferencias entre unas y otras. Siempre podéis descargar la app gratuita de android "hyperfocal pro". En el caso de apple sería la app "set my camera". 

Profundidad de campo

Entendemos por profundidad de campo todo el espacio por delante y por detrás del plano de foco que se ve aparentemente enfocado en una fotografía. Con esto queremos decir que es todo aquel espacio que el ojo ve enfocado. Y depende de 3 factores:

Nºf: Dependiendo de la apertura, tendremos mayor o menor profundidad de campo. A mayor apertura (números pequeños: f2.8, f4...), menor profundidad. Y a menor apertura (números mayores: f16, f22...) mayor profundidad. 

Distancia al plano de enfoque: cuanto más lejos estemos del plano de foco(donde estamos enfocando), mayor profundidad de campo. Y como no siempre tenemos que querer mucha profundidad de campo, podemos decir que si nos acercamos al plano de foco, conseguiremos desenfocar más el fondo. 

Distancia focal:en este caso hablamos de angulares (sin zoom) y teleobjetivos (con zoom). Es más fácil conseguir profundidad de campo al usar objetivos angulares. Por el mismo motivo, cuando usamos teleobjetivos, es más sencillo desenfocar los fondos. 


RESUMEN: 

- Si queremos mucha profundidad de campo, debemos tender a usar nºf más cerrados, angulares y alejar lo que podamos el plano de foco. 

- Por el contrario, si queremos poca profundidad de campo, podemos usar nºf más abiertos, teles y acercar al plano de foco. 


NOTAS:

- Recordad que es relativamente sencillo conseguir mucha profundidad de campo en distancias largas, es decir, cuando enfocamos relativamente lejos (varios metros).

- Lo realmente difícil es conseguir mucha profundidad de campo en distancias cortas, es decir, cuando enfocamos cerca (un metro o menos). Por ello, en este caso, tenemos que tener muy claro el plano en el que estamos enfocando. Recordad que es más fácil equivocarse en estos casos. 

- Uso del trípode I: desactivar el estabilizador, poner el temporizador, y si estamos fotografiando cosas muy cercanas o incluso macro, repetir la fotografía modificando un poco el plano de foco (podemos acercarlo o alejarlo manualmente muy poco a poco). El uso del trípode es necesario en estos casos para no modificar la distancia entre la cámara y el objeto a fotografiar, cosa que sería imposible con la cámara en la mano. 

- Uso del trípode II: es lo último que se coloca para hacer la fotografía. Primero debemos decidir el encuadre de la misma (moviéndonos y/o dando vueltas alrededor de lo que queramos fotografiar). Luego adaptamos el trípode a la posición que deba tener nuestra cámara para realizar la fotografía elegida. 

NOTA: Podéis descargar la app gratuita de android "DOF Calculator". En el caso de apple sería la app "Set my camera". 

Equipo fotográfico para fotografía de paisaje

El equipo necesario para la fotografía de paisaje es:

- Cámara: con los diferentes objetivos, tarjetas y memorias de repuesto. Cuando hablamos de cámara, también tenemos que pensar en su protección, sobretodo de la lluvia. Por lo tanto, llevaremos con nosotros algún elemento para cubrirla y seguir fotografiando, en caso de lluvia. A la hora de recogerla, tenemos que asegurarnos de secar la zona del objetivo que al recoger el zoom se quede en la zona interior del mismo. 

- Trípode: El trípode está compuesto por patas, columna, rótula y zapata. En algunos trípodes, la columna (brazo central) puede ponerse también en horizontal, pudiendo acceder con la cámara a posiciones alejadas del mismo trípode (ejemplo: fotografíar desde arriba algún elemento, sin que se vea el trípode). Recordemos también que cualquier elemento donde apoyar fijamente la cámara podemos considerarlo trípode. De todos modos, para la fotografía de paisaje, el trípode, aunque necesario o incluso esencial, es nuestro mayor enemigo. Debemos buscar la fotografía y encuadre adecuados sin poner la cámara en el trípode, y después adaptar este a la posición adecuada. Si lo primero que hacemos es colocar la cámara en el trípode corremos el riesgo de realizar una fotografía mediocre con un punto de vista demasiado normalizado. Por último, debemos recordar quitar el estabilizador de imagen. 

- Disparador remoto o temporizador: lo importante es no apretar el disparador en el momento de realizar la toma, para evitar cualquier tipo de trepidación. Para poder utilizarlo sin problemas, es interesante, una vez enfocada la toma (con el AF), poner el foco en manual (importante no tocar el anillo de enfoque para no modificar la zona de enfoque ni la profundidad de campo).

- Filtros: cuando hablamos de filtros, nos referimos a tres tipos: densidad neutra (para realizar exposiciones más largas), degradados (para evitar el contraste de cielos u otras zonas que queramos) y polarizadores (atenuan o acentuan reflejos y brillos, además de saturar colores). 

- Flash: siempre es útil tener un flash de mano para usar como luz de relleno. Además de un flash de mano, siempre podemos tener linternas...

sábado, 22 de abril de 2017

5 reglas básicas

- Sólo debe haber un grupo de sombras y todas han de tener la misma dirección.

- Siempre que sea posible, alejamos el fondo del sujeto lo más posible dejándolo oscuro y pudiendo iluminarlo de forma independiente.

- Si una sombra no se puede evitar, debe considerarse parte de la composición.

- Las luces y los reflectores deben estar lo más cerca posible del sujeto, pero siempre fuera del encuadre.

- Siempre debe aparecer el reflejo especular en los ojos. 

Iluminación en el retrato

Dependiendo de la dirección de la luz tenemos:

Iluminación frontal: es aquella fuente de iluminación que se sitúa tras la cámara. Resalta los colores y el detalle pero tiende a aplanar las formas. Proyecta las sombras atrás del sujeto de modo que no aparecen en la foto. Es interesante elevarla de tal manera que se produzca una pequeña sombra bajo la nariz. 

Iluminación 3/4 delantera: alarga la sombra hacia un lado y nos permite ver iluminadas 3/4 partes de un rostro (la careta y una de las mejillas). Si nos ponemos al lado de la luz, veríamos toda la mejilla iluminada (aconsejable para rostros finos), mientras que si nos vamos al contrario de esta, a unos 90 grados de la misma, solo veríamos el perfil de la mejilla iluminada (aconsejable para rostros anchos). Es la más apropiada para sujetos con texturas interesantes o cuando interesa definir con precisión, rocas, manos, rostros arrugados,…

Iluminación lateral: es aquella que proviene de los laterales del sujeto. Da forma y textura al sujeto, iluminando solo un costado. En este caso marcaría mucho el contraste y volumen sobre la cara. Aconsejable utilizar una doble iluminación lateral.

Iluminación 3/4 trasera: sólo nos permite ver bien iluminada una de las mejillas. Muy interesante por las sombras que marca sobre el cuerpo. Para conseguirla, si venimos de una iluminación 3/4 delantera, sólo debemos cambiar nuestra posición y girar al modelo. 

Contraluz: sucede cuando la luz está situada tras el sujeto. Tiende a confundir las sombras, dibujando solo la silueta del sujeto. También proyecta sombras hacia la cámara, lo que da profundidad a la escena. Se suele utilizar como luz de perfilado, pero también se puede utilizar como luz principal colocando una de relleno suave delante.

Iluminación cenital: es la iluminación procedente de arriba. Es la aconsejable para imitar la luz natural y la artificial. Evita el efecto de que parezca que la persona está pegada en la fotografía. 

Iluminación negativa: es la iluminación procedente de abajo. Interesante para ciertos efectos. 

Modificadores de luz

- Luz de paraguas: Tenemos plateados, que reflejan la luz del flash y los blancos, que además la refractan. Ambos dan una luz suave, sobre todo el blanco, pero si se colocan cerca del flash generan una luz más dura que si se alejan el máximo. La luz del paraguas plateado genera sombras más interesantes. El problema que tienen es que pierden mucha luz porque la emiten en otras direcciones.

- Luz de ventana: Son más controlables que los paraguas. No pierden nada de luz. Dan una luz suave, aunque más plana que los paraguas.

- Grid o nido de abeja: Solo iluminan los haces de luz que van en línea recta. Es una luz puntual que sirve para crear manchas de color en los fondos con bordes difusos. 

- Snoot o cono: Concentra la luz en una zona puntual y panal de abeja, el cuál desecha los rayos de luz que no sean rectos y también es una luz muy puntual. 

- Reflector: Es la pantalla que se usa para rebotar o absorber luz. Una cartulina blanca, al igual que una tela blanca,… puede hacer las veces de receptor.

Existen otros muchos modificadores: la caja de luz, el beauty-dish...

viernes, 31 de marzo de 2017

A la hora de iluminar una escena

Cuando trabajamos con diferentes luces, debemos determinar qué tipo de luces son en base a su importancia dentro de la escena:

Luz principal: Es aquella que determina la orientación de las sombras, por lo que es la más importante. También se le llama clave.
Cuando predominan en la fotografía los tonos claros o los oscuros, se llama clave alta o baja.

Luz de relleno: es una luz secundaria que ilumina las sombras proyectadas por la luz principal, atenuándolas. Por normal general, las luces de relleno son más amplias y difusas que la luz principal. Muchas veces, para rellenar las sombras, se utiliza un reflector en el que rebota la luz principal.

Luz de efecto: Luz que se dirige hacia un elemento concreto de la imagen como, por ejemplo, el cabello o una joya, sin afectar al conjunto de la exposición. Las luces de efecto se crean para dar mayor relevancia a puntos concretos de la escena. Se trata de luces con haces pequeños y muy concentrados.

Luz de perfilado: Es aquella opuesta normalmente a la luz principal que intenta marcar, desde atrás, el perfil de la persona. También puede ser alta, iluminando el pelo y dando volumen. Viene muy bien para separar el personaje del fondo. 

Tipos de iluminación

- Iluminación frontal: es aquella fuente de iluminación que se sitúa tras la cámara. Resalta los colores y el detalle pero tiende a aplanar las formas. Proyecta las sombras atrás del sujeto de modo que no aparecen en la foto.

- Iluminación lateral: es aquella que proviene de los laterales del sujeto. Da forma y textura al sujeto, iluminando solo un costado. Es la más apropiada para sujetos con texturas interesantes o cuando interesa definir con precisión, rocas, manos, rostros arrugados,…

- Contraluz: sucede cuando la luz está situada tras el sujeto. Tiende a confundir las sombras, dibujando solo la silueta del sujeto. También proyecta sombras hacia la cámara, lo que da profundidad a la escena.

- Iluminación cenital: es la iluminación procedente de arriba. 

- Iluminación negativa: es la iluminación procedente de abajo. 

miércoles, 29 de marzo de 2017

El flash de mano

El flash de mano es la fuente de luz más potente y ligera que tenemos, lo que es su mayor ventaja. Podemos llevar nuestra propia luz con nosotros.
Problemas:
El primer problema solucionado casi al instante por parte de la fotografía digital es el tema de no ver lo que estamos haciendo. Con la fotografía analógica debiamos esperar al laboratorio para saber el resultado de lo que habíamos hecho. Hoy en día, aunque no podemos verlo antes de disparar, si podemos hacerlo justo después. Por esto mismo, es mucho más sencillo aprender a controlar la luz fotográfica a través de la luz continua o foco.
Otro problema es el efecto de flash. Esa iluminación extraña, sin sombras, que parece y es totalmente irreal. En caso de combinarlo con luz natural, volvemos a ver este efecto al ver al personaje retratado como pegado en la fotografía.
El problema de los ojos rojos, aunque en este caso es mucho más común cuando se usa el flash integrado de la cámara (por lo cerca que se encuentra del objetivo).
Un último problema destacable es que el flash tiene una gran limitación que es que solo ilumina bien (en base a los valores seleccionados) a una distancia x. Más lejos o más cerca nos encontraremos con subexposición o sobreexposición, y lo mismo ocurrirá con el fondo (subexpuesto).
Veamos ahora las tres especificaciones del flash:
La potencia o intensidad del destello de luz que viene definida por el número guía (dedicaremos una entrada).
En caso de usarlo en forma manual, vendrá expresada en 1/1, la potencia total, y bajando siempre de mitad en mitad (1 paso de luz en cada caso): 1/2, 1/4,... hasta una potencia mínima que depende de cada flash en cuestión. En algunos casos esa potencia vendrá expresada en tercios de paso.
La cobertura: es el ángulo que abarca el haz de luz. Cuanto mayor sea, mayor tendrá que ser la potencia usada. Se expresa igual que la distancia focal, desde 24 mm hasta 85 ó 105,... dependiendo de cada flash en cuestión.
Algunos flashes traen un difusor integrado que podemos sacar y convertir el ángulo en un 14mm. Puede usarse para abarcar mucho espacio o para usarlo en distancias cortas y no quemar.
El tiempo de reciclado. Rapidez con la que se vuelve a estar disponible la potencia máxima del flash. En principio depende de cada flash, pero sobretodo, de la potencia y la cobertura que usemos en cada disparo.
 Modos de uso:
M: modo manual. En este caso decidimos potencia y cobertura manualmente.
AUTO: modo automático. En este caso el flash decide por si mismo la potencia y cobertura necesarias para iluminar la imagen.
TTL: modo TTL (through the lens, es decir, a través de la lente). En este caso es la cámara la que decide los parámetros a utilizar, por lo que tiene grandes ventajas sobre el AUTO: Tiene en cuenta la distancia focal, la ISO utilizada, asi como el diafragma. Al mismo tiempor, reconoce cualquier filtro colocado en el objetivo.

viernes, 24 de marzo de 2017

Intensidad de la luz - Ley inversa del cuadrado

La luz presenta 3 propiedades físicas importantes para el fotógrafo: intensidad, longitud de onda o color, y ángulo de vibración o polarización.

La intensidad de la luz se refiere a la potencia de esta. Según la Ley inversa del cuadrado, la luz decrece el cuadrado de la distancia a la fuente de iluminación, es decir, un objeto recibe 4 veces menos luz al colocarlo al doble de la distancia de la fuente de iluminación. Esta ley funciona con toda fuente de iluminación que se disperse en todas direcciones, excepto el sol. Ahora podemos entender porque la luz desaparece tan rápido al alejarse de una hoguera, por ejemplo.

Al trabajar cerca de una fuente de luz, tendremos mucha potencia pero cualquier desplazamiento del objeto fotografiado o de la fuente de luz, hará variar mucho la exposición necesaria. Sin embargo, si nos alejamos del objeto, tendremos menos potencia pero conseguiremos una mayor región iluminada de una forma uniforme y al mismo tiempo, no se notará tanto cualquier movimiento que se produzca en la toma (a movimiento nos referimos con desplazamiento del objeto o de la fuente de luz después de haber tomado una medición).

En términos de exposición, esto significa que, al variar la distancia entre objeto y luz al doble, necesitariamos 4 veces más luz, por lo que, usando el diafragma o la ISO, y sabiendo que cada paso permite entrar el doble de luz, necesitaremos 2 pasos.  Por ejemplo, si la medición inicial nos daba f11, al poner la luz al doble de la distancia original, necesitaremos un f5.6 (2 pasos, doble de luz la diferencia entre cada uno, son 4 veces más luz). Lo mismo ocurriría acercando la luz.

lunes, 20 de marzo de 2017

Midiendo con el histograma

El histograma es el gráfico estadístico que representa la cantidad de pixeles para cada valor de luminancia de una imagen. Estos valores varían entre el 0 que corresponde al negro y el 255 correspondiente al blanco. La importancia del histograma en fotografía digital radica en que a partir de este gráfico, podemos hacer una rápida interpretación de la exposición que tiene la imagen.

Cabe aclarar que no siempre desearemos una imagen “equilibrada” en cuanto a la gama tonal, pues podríamos buscar deliberadamente conseguir imágenes en clave alta o baja, según nuestra intención.

Gracias al histograma podemos exponer con más facilidad incluso que con el fotómetro aunque la desventaja es que normalmente las cámaras no te permiten ver el histograma antes de realizar la fotografía.

Podemos usarlo para exponer de diferentes maneras:

- Exposición correcta al gris medio: es aquella exposición donde el histograma está centrado y llega lo más posible a derecha intentando mostrar lo más fielmente posible la realidad fotografiada.

- Exposición a la derecha: es la que no busca tanto el resultado estético correcto de la foto en un principio, si no, la mayor cantidad de información posible y evitar el mayor ruido en la imagen posible. Ya en la posterior edición se buscará el resultado correcto. 

El color negro en fotografía digital significa falta de información. Por lo tanto, si al fotografiar lo llevamos hacia un gris, este sí tendrá información. En el posterior procesado subexponiendo llevaremos ese gris de nuevo a negro, pero en este caso con información. Esto significara menos ruido en nuestra imagen.

Hay que recordar no tener en cuenta las luces directas y los reflejos, especulares o no, que entren en nuestro encuadre a la hora de exponer. Si intentáramos recuperar esas luces, el resto de la fotografía quedaría subexpuesto. A veces puede ser una fotografía estéticamente interesante.

Por último, un apunte sobre lo que ocurre cuando disparamos en RAW con respecto a las luces altas. Podremos recuperar ciertas luces quemadas. Una fotografía en color, recordemos tiene 3 canales (Red, Green, Blue) así que cuando vemos un histograma en gris estamos viendo el histograma promedio de los histogramas de cada canal. Si las luces quemadas de las que hablamos están en solo uno de esos canales, podremos recuperar la información.

domingo, 19 de marzo de 2017

La medición en la cámara

Cuando hablamos de luz en fotografía podemos estar hablando de incidente y/o reflejada. La luz incidente es la que llega desde la fuente de luz a la superficie de un sujeto.  La luz que el objeto no absorbe, es la luz reflejada. Con este segundo tipo de luz es con el que trabaja una cámara fotográfica, por lo que la medición no siempre resultará exacta, en base a la cantidad de luz que hayan absorbido o reflejado los diferentes objetos de nuestro encuadre. 

Una cámara está preparada para entender que lo que tiene delante es un gris medio, es decir, objetos que reflejan un 18% de luz. Por lo tanto, siempre tenderá a subexponer el color blanco (debido a que lo considera un gris medio muy iluminado) y a sobreexponer el color negro (debido a que lo considera un gris medio poco iluminado).

El exposímetro de nuestra cámara es la representación gráfica de la medición. Utiliza diferentes patrones de lectura: 

- Ponderada o promediada: da más importancia a la luz de la zona central de la escena aunque mide en toda ella. En Canon, también existe la Parcial, que solo mide la luz en una amplia zona central. 

- Puntual: mide la luz en una porción muy pequeña de la imagen y suele coincidir con el punto de enfoque. 

- Evaluativa o matricial: mide la luz en toda la escena. 

Debemos recordar siempre que, puesto que estamos utilizando luz reflejada, debemos interpretar la lectura realizada, y cambiar los valores dados en el caso que no la consideremos correcta. Cuanta mayor diferencia haya entre las zonas de luces y de sombras de una imagen, más complicado será para nuestra cámara decidir la correcta exposición de ésta. 

Para determinar la exposición en casos con mucho contraste es necesario decidir la parte de la escena que consideramos importante, es decir, nuestro centro de interés. Por ejemplo, si un sujeto tiene un fondo muy luminosos se debe medir la exposición para el sujeto que es el que nos interesa, el fondo saldrá sobreexpuesto, pero el sujeto estará bien expuesto.

NOTA: Para corregir los fallos en la medición siempre podremos usar la compensación de la exposición: (+/-) o EV. Nos servirá para aclarar u obscurecer un poco la toma si no nos gusta resolvió la cámara la fotografía. En caso que tengamos mucho contraste en la toma posiblemente no lo resuelva bien y será conveniente usar este mando.

sábado, 18 de marzo de 2017

La luz

Una de las propiedades de la luz más evidentes a simple vista es que se propaga en línea recta. Por este mismo hecho, existen las sombras, y debido a esto, en toda escena se distinguen 4 zonas: luces, sombras, zona de transferencia y reflejo especular (reflejo de la fuente de luz).

Podemos definir la zona de transferencia como la zona entre luces y sombras, entendiendo sombras como la zona más oscura de estas. El resto, ese gris que se va degradando hasta desaparecer, es la zona de transferencia. Dependiendo del tamaño de esta zona de transferencia podemos dividir la luz en luz dura y luz suave.

Cuando la luz encuentra un obstáculo en su camino choca contra la superficie de este y una parte es reflejada. En una superficie pulida, la luz se refleja con un ángulo inverso al de incidencia.

Cuando hablamos de luz en fotografía debemos distinguir 3 tipos de luz diferentes:

-Luz natural: la que viene del sol, cuya calidad depende de la hora, la época y el lugar. Por lo tanto, es una luz que cambia continuamente. Los momentos más interesantes son el amanecer (luz muy difusa, con nieblina, que da unos colores rosas, violetas,...) y el atardecer (luz sin nieblina con largas sombras con colores más saturados que el amanecer), siendo el menos interesante, el mediodía (aunque da colores muy saturados).

-Luz artificial o disponible: Cualquier tipo de luz artificial como velas, fluorescentes, farolas, bombillas, escaparates y hoy en día incluso la luz de los teléfonos móviles. Puede tanto iluminar como hacer juegos de luz. En muchos casos se consiguen imágenes evocadoras.

-Luz fotográfica: Puede ser continua (foco) o discontinua (flash).