jueves, 12 de octubre de 2017

Planos fotográficos

General: Más social. Entorno ocupa mucho espacio, por lo tanto, tiene mucho peso visual. Decisión sobre el entorno: dominante o no.  Atención a los desenfoques. Importante actitud y pose del sujeto. Tienden a ser encuadres horizontales. 

Tres cuartos: Similar al general. En este caso se corta al sujeto por encima de las rodillas.

Plano medio: A la altura de la cintura o el ombligo. Atención a las manos, deben incluirse. Encuadre horizontal o vertical? El entorno cada vez pierde más peso en favor del sujeto.

Medio corto: A la altura del pecho. Recordar adelantar un hombro. Cada vez tiene más peso visual el personaje, su rostro, su gesto. Cada vez es un retrato más psicológico.

Primer plano: Una persona es más alta que ancha, por lo que vertical puede ser un encuadre más interesante. Atención a donde se le da el espacio negativo o aire. Regla de la mirada...

Primerísimo primer plano: Más intenso. Psicológico. Recordad cortar por arriba y por abajo, no por un solo lado, de tal manera que sigamos manteniendo un equilibrio dentro de la fotografía. 

Plano detalle: Pequeña parte del cuerpo. Gran capacidad expresiva, siempre que sea un elemento interesante, y una fotografía que tenga sentido (nos referimos a sentido para el espectador).

El retrato

A la hora de realizar un retrato debemos de tener en cuenta: El rostro humano es un indicador cambiante y expresivo de sentimientos y estados de ánimo. Por ello, debemos tener en cuenta la expresión del retratado/a como uno de los elementos con mayor peso visual de la fotografía, si no el mayor.

No existe un modo concreto para realizar un retrato. Debemos tener en cuenta:
- Las características del sujeto.
- Las decisiones artísticas del fotógrafo/a.
- Saber el qué se quiere mostrar.

Las diferencias entre realizar el retrato en estudio o en exterior:
- Estudio: mayor control de las luces. Sujeto más tenso. Las poses determinan mucho.
- Exterior: sujeto más relajado pero menor control sobre la iluminación. 

La relación existente entre el objeto principal y el entorno.
- Entorno sencillo: La búsqueda de la simplicidad ayudará en todo momento a que el peso visual o importancia caiga sobre el retratado/a.
- Entorno dominante: debe ayudar a transmitir la personalidad del retratado/a. Cuando decidimos usar estos escenarios dominantes (bien elegidos) deben tener una serie de características:
- Ayudan a transmitir la personalidad del retratado.
- Dan énfasis al sujeto.
- Pueden introducir tensión (selección de elementos a incluir y punto de vista).
- Recordad buscar la separación entre los diferentes elementos que salgan en la fotografía. 

Algunas características del retrato en exterior:
- Más complejo, por el mayor número de elementos. Y el mayor peso visual del entorno.
- Menor control de la luz, puesto que existe luz natural y/o artificial.
- Modelo más relajado, puesto que se supone que está en su ambiente.
- Se debe buscar el tema elegido (es decir, ese ambiente donde el modelo se encuentre más relajado). 

Otros elementos a tener en cuenta:
- No existe un modo concreto.
- Muchas veces es bueno pedir permiso a la gente.
- Se debe diferenciar entre un retrato en exterior (personaje con peso visual) y una fotografía en exterior con gente.
- Encuadres abiertos y cerrados (dependiendo del peso visual que queramos dar al escenario).