martes, 13 de junio de 2017

Ajustes avanzados

Llega el momento de trabajar solamente zonas o colores de la fotografía.

1.- A continuación veremos como modificar el tono, la saturación y/o la luminancia de los diferentes colores de la fotografía. Para ello, tenemos 2 opciones: HSL y Color. Además, también veremos como modificar la información de los colores en una fotografía en escala de grises.

a) HSL: donde podemos hacer la selección por características del color: Tono, Saturación y Luminancia. Y se puede editar cada una de ellas en todos los colores.




b) Color: en este caso, se hace la selección por colores, pudiendo tocar las 3 características de cada color por separado.



c) Blanco y negro: También podemos utilizar la información de color para modificar una fotografía pasada a escala de grises.







2.- Pincel de ajuste: Es una de las herramientas más importantes de este programa, permitiéndonos ajustar diferentes valores (que ya conocemos de los ajustes básicos) en las zonas de la foto que previamente hayamos seleccionado.



NOTA: recordad que el pincel A es el pincel normal con el que se añade zona a nuestra selección, mientras que “Borrar” es el pincel que resta zonas a nuestra selección y que se activa pinchando la tecla ALT.


Lo primero que tenemos que hacer a la hora de seleccionar una zona para editarla, es activar la máscara (podemos ver la pestaña en la imagen inferior) para que nos aparezca dicha selección teñida de un tono rojizo (podemos verlo en la imagen de abajo).





Por último, si queremos modificar la zona seleccionada con el pincel, una vez terminada la edición, es decir, si queremos volver atrás y ampliar o restar zona  a nuestra selección, debemos buscar en la nuestra fotografía, un círculo gris, como el de la imagen inferior.



jueves, 8 de junio de 2017

Edición fotográfica

Pasemos finalmente al modo REVELAR.

1. En esta pestaña veremos diferentes menús desplegables a la izquierda, de los cuales solamente nos interesa el menú HISTORIA, donde podremos ver todo lo realizado a la fotografía, y donde podremos dar pasos atrás.



2. Ahora centrémonos en la edición. Hemos visto que por defecto deberíamos ver en todas el tema del encuadre y el tema de la corrección de lente. 

2.1. En cuanto al ENCUADRE, recordad fijaros en cómo está el candado y en si queremos mantener unas proporciones determinadas (candado cerrado) o no (candado abierto).



2.2. En cuanto a la CORRECCIÓN DE LENTE, recordad activar la corrección cromática, y comprobar la corrección de perfil (si nos gusta el resultado o no).

En caso de fotografías en las que haya líneas rectas de edificios... podemos intentar corregir las distorsiones existentes probando las diferentes opciones de UPRIGHT.



3. Finalmente vamos a editar la fotografía en el menú BÁSICOS, trabajando la exposición (trabajando también independientemente las altas luces y las zonas de sombras), la temperatura de color (mejor no tocamos la opción de matiz), la claridad (ajustes de contraste de los tonos medios) y la intensidad (sustituyendo a saturación como herramienta utilizada para dar más o menos intensidad a los colores).

Desde este mismo menú podemos pasar la fotografía a BLANCO Y NEGRO. Es importante hacerlo al principio, puesto que el resultado óptimo es diferente en cuanto a contraste y exposición, ya sea una foto en color o en B/N. 




Para ello, no podéis olvidar tener seleccionados los tiradores superiores del histograma, donde veréis cuando se queman las altas luces (en rojo) y cuando se empastan los negros (en azul).








viernes, 2 de junio de 2017

Exportando nuestras fotografías

Para exportar nuestras fotografías, debemos pinchar en "exportar" (abajo a la izquierda, al lado de importar) y fijarnos en 4 cosas. El resto, por ahora, no nos interesan.


1.- Lo primero, que estamos exportando a nuestro disco duro.



2.- Después tendremos que fijarnos en donde ubicamos el archivo:
- Elegimos la carpeta específica: podemos elegir misma carpeta donde están las fotografías o carpeta específica (esta es mi opción). Para ello, pinchamos en elegir, y seleccionamos el escritorio (Desktop).
- A continuación ponemos nombre a la subcarpeta donde las pondremos.


Una vez realizado, decidimos donde guardar dentro del disco duro o en un lápiz USB... nuestra nueva carpeta de fotos.


3.- Lo siguiente es elegir los ajustes del archivo:


- Archivo JPG.
- Calidad: 100.
- Espacio de color: AdobeRGB, excepto cuando vamos a imprimir las fotos en una máquina (sRGB).


4.- Por último, elegimos el tamaño de la imagen. 

a) Si la fotografía la queremos a tamaño máximo, elegiremos una resolución alta y no haremos más.

A la hora de IMPRIMIR, sería interesante una resolución de 300ppp. Como mínimo podríamos utilizar una resolución de 180ppp. 
Debemos fijarnos que no esté seleccionada la pestaña de "redimensionar para encajar".



b) Si la fotografía es para INTERNET, pasar por correo, subir a la red (facebook, blogs...) no usaremos el archivo con la mayor calidad, si no uno que pese mucho menos, y que nos permita visualizarlo en una pantalla sin pérdida aparente de calidad. 


Para esto, mantendremos una resolución alta (debido a que los móviles y las tablets usan resoluciones muy altas).
Al mismo tiempo, bajaremos el número de píxeles, y por tanto, el tamaño y peso de la foto. 
Usaremos siempre la opción "borde largo" que nos permitirá controlar el tamaño máximo de visualización y no nos dará problemas de deformación. 
- Para ver la fotografía en un tamaño relativamente grande pondremos 1200 píxeles en dicho borde largo. 
- Para subir la fotografía a facebook, y otras redes sociales, también podemos poner 800 píxeles, por ser este el tamaño aproximado de visualización de las fotos en algunas redes, como facebook. 





viernes, 26 de mayo de 2017

Indicadores y etiquetas de color

Hemos hablado de los indicadores (banderas blancas y negras) y de su uso, útiles para seleccionar aquellas fotografías que nos gustan y aquellas que queremos eliminar. 

Las etiquetas de color:
Amarillo: marcaremos todas las fotografías que queramos editar.
Rojo: marcaremos aquellas fotografías que estamos editando o que queremos editar las primeras.
Verde: marcaremos aquellas fotografías que ya hemos terminado de editar.
Azul: marcaremos aquellas fotografías que ya hemos terminado de editar en Lightroom pero que queremos seguir editando en Photoshop. 

Una vez hayamos gestionado nuestro archivo, con los indicadores y los colores, podemos decidir ver solamente aquellas fotografías que nos interesan. Para ello, pincharemos (estando en el modo de vista cuadrícula) ATRIBUTO.


De este modo podremos seleccionar solamente las fotografías que queramos ver. Recordad que son botones que cuando presionas una vez se seleccionan, y debemos presionar otra vez más para deseleccionarlos, o bien cambiar "Atributo" por "Ninguno" en las opciones del programa. "Ninguno" está a la derecha de "Atributo". 

En el caso de ser las fotografías rechazadas, o con el indicador de bandera negra, las seleccionaremos todas y las eliminaremos del disco. 

IMPORTANTE: para eliminar las fotos desde Lightroom siempre tenemos que elegir la opción Eliminar del disco. Si eligiéramos quitar de Lightroom, solo estaríamos quitando los enlaces creados, no las fotografías.  

Gestión de carpetas y archivos

A la hora de gestionar nuestras carpetas y archivos solamente debemos pinchar con el botón derecho del ratón encima de la carpeta en cuestión (recordad, en la pestaña de biblioteca).

- Podemos cambiar el nombre de dicha carpeta o eliminarla de Lightroom (no se puede eliminar del disco duro, así que tranquilos/as).

- Y sobretodo, podemos crear nuevas subcarpetas dentro de cualquier carpeta e introducir en ellas los archivos fotográficos que decidamos. Para ello, solamente tenemos que seleccionarlos y arrastrarlos hasta la nueva subcarpeta. 


Toda la gestión que realizamos dentro de Lightroom se ve reflejada en nuestra carpeta original situada en el disco duro. En dicha carpeta, por lo tanto, no tendremos que hacer nada. 

NOTA: tened atención a la hora de cambiar las fotos de una carpeta a otra o meterlas en una subcarpeta. Si lo hacemos sin fijarnos, podremos meter las fotos en cualquier otro sitio y luego no encontrarlas. Para estar seguros/as que el sitio es el adecuado, tendremos que fijarnos en el cursor del ratón (una mano cerrada). Arrastramos las fotos hasta que el cursor esté exactamente encima (a la misma altura o posición) de la carpeta o subcarpeta elegida. 



Importar fotografías

Los pasos para importar nuestras fotografías en Lightroom son los siguientes:

Antes de nada, es importante tener un archivo bien organizado en nuestro ordenador.

Es recomendable tenerlo en el disco duro, pero algunos lo tendremos en la carpeta Mis Imágenes.


Cuando vamos a pasar o importar fotos de un pendrive o de una tarjeta de la cámara, es mejor hacerlo fuera de Lightroom, ordenando las fotos en nuestro archivo. Una vez realizada esta acción, es cuando decidimos abrir Lightroom e importar todas las fotografías de la carpeta (desde este momento realizaremos toda la gestión, selección y clasificación de archivos dentro del programa).



Cuando ya hemos pinchado en IMPORTAR y estamos buscando nuestros archivos originales, en caso de que no los tengáis en el disco duro (podéis observar en la foto que salen los discos C y D), si pincháis en la flecha superior que está a la derecha de "seleccionar un origen", os dará las opciones de escritorio, mis documentos y mis imágenes. 




NOTA: recordad NO tener seleccionada la opción de "Incluir subcarpetas".


Una vez he encontrado los archivos que quiero importar, recordad que tengo que asegurarme que la opción que esté resaltada sea añadir.


Una vez estemos seguros, solamente tenemos que volver a pinchar en IMPORTAR (esta vez está abajo a la derecha). 




Catálogos

Lightroom es una base de datos y como tal es capaz de examinar nuestras carpetas con fotografías creando una entrada en su base de dato, haciendo referencia a la ubicación de cada archivo. De este modo, podemos gestionar nuestra biblioteca de fotografías de una manera rápida y sencilla. Desde el módulo de Biblioteca, podamos organizar, buscar y encontrar fácilmente nuestras fotografías.

Por defecto, la primera vez que se inicia el programa, se crea un catálogo que se llama Lightroom. Un catálogo es donde se guardan las referencias de las que hablamos anteriormente, donde se agrupan todos los datos de nuestras fotografías. Al abrirlo, vemos las carpetas y fotografías que hemos importado. Si tenemos un catálogo con muchas fotografías, necesitaremos más recursos del sistema para gestionar nuestra biblioteca, por lo que puede ser una buena idea tener más de uno.

Con respecto a esto, existen dos posibilidades:

Abrir un nuevo catálogo siempre que tengamos la necesidad de gestionar un tema o un tipo de fotografías de manera separada de otras. De esta manera, se puede tener un catálogo general en el que se importan fotos familiares, salidas de naturaleza... organizado por carpetas, otro catálogo para los trabajos e, incluso, un catálogo específico para clientes con los que trabajo de manera continuada.

Otra posibilidad, es que aunque se puedan tener varios catálogos, trabajar solo con uno. No existe un límite máximo en el número de fotografías que puede incluir en un catálogo y Lightroom ofrece multitud de formas de ordenar, filtrar y organizar de distintos modos o buscar las fotografías dentro de un catálogo. Por ejemplo, puede utilizar carpetas, colecciones, palabras clave, etiquetas y clasificaciones.

NOTA: Para crear un nuevo catálogo, debemos ir al menú Archivo > Nuevo catálogo. Este se guardaría al lado del catálogo original de Lightroom y de todos los otros catálogos que creemos:

Windows: C:\Documents and Settings\”usuario”\Mis documentos\Mis imágenes... nuetro catálogo.

Mac OS: Users/[Username]/Pictures//... nuestro catálogo.