domingo, 19 de marzo de 2017

La medición en la cámara

Cuando hablamos de luz en fotografía podemos estar hablando de incidente y/o reflejada. La luz incidente es la que llega desde la fuente de luz a la superficie de un sujeto.  La luz que el objeto no absorbe, es la luz reflejada. Con este segundo tipo de luz es con el que trabaja una cámara fotográfica, por lo que la medición no siempre resultará exacta, en base a la cantidad de luz que hayan absorbido o reflejado los diferentes objetos de nuestro encuadre. 

Una cámara está preparada para entender que lo que tiene delante es un gris medio, es decir, objetos que reflejan un 18% de luz. Por lo tanto, siempre tenderá a subexponer el color blanco (debido a que lo considera un gris medio muy iluminado) y a sobreexponer el color negro (debido a que lo considera un gris medio poco iluminado).

El exposímetro de nuestra cámara es la representación gráfica de la medición. Utiliza diferentes patrones de lectura: 

- Ponderada o promediada: da más importancia a la luz de la zona central de la escena aunque mide en toda ella. En Canon, también existe la Parcial, que solo mide la luz en una amplia zona central. 

- Puntual: mide la luz en una porción muy pequeña de la imagen y suele coincidir con el punto de enfoque. 

- Evaluativa o matricial: mide la luz en toda la escena. 

Debemos recordar siempre que, puesto que estamos utilizando luz reflejada, debemos interpretar la lectura realizada, y cambiar los valores dados en el caso que no la consideremos correcta. Cuanta mayor diferencia haya entre las zonas de luces y de sombras de una imagen, más complicado será para nuestra cámara decidir la correcta exposición de ésta. 

Para determinar la exposición en casos con mucho contraste es necesario decidir la parte de la escena que consideramos importante, es decir, nuestro centro de interés. Por ejemplo, si un sujeto tiene un fondo muy luminosos se debe medir la exposición para el sujeto que es el que nos interesa, el fondo saldrá sobreexpuesto, pero el sujeto estará bien expuesto.

NOTA: Para corregir los fallos en la medición siempre podremos usar la compensación de la exposición: (+/-) o EV. Nos servirá para aclarar u obscurecer un poco la toma si no nos gusta resolvió la cámara la fotografía. En caso que tengamos mucho contraste en la toma posiblemente no lo resuelva bien y será conveniente usar este mando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario