viernes, 31 de marzo de 2017

A la hora de iluminar una escena

Cuando trabajamos con diferentes luces, debemos determinar qué tipo de luces son en base a su importancia dentro de la escena:

Luz principal: Es aquella que determina la orientación de las sombras, por lo que es la más importante. También se le llama clave.
Cuando predominan en la fotografía los tonos claros o los oscuros, se llama clave alta o baja.

Luz de relleno: es una luz secundaria que ilumina las sombras proyectadas por la luz principal, atenuándolas. Por normal general, las luces de relleno son más amplias y difusas que la luz principal. Muchas veces, para rellenar las sombras, se utiliza un reflector en el que rebota la luz principal.

Luz de efecto: Luz que se dirige hacia un elemento concreto de la imagen como, por ejemplo, el cabello o una joya, sin afectar al conjunto de la exposición. Las luces de efecto se crean para dar mayor relevancia a puntos concretos de la escena. Se trata de luces con haces pequeños y muy concentrados.

Luz de perfilado: Es aquella opuesta normalmente a la luz principal que intenta marcar, desde atrás, el perfil de la persona. También puede ser alta, iluminando el pelo y dando volumen. Viene muy bien para separar el personaje del fondo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario